Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Publicar

Lo que quería decir anoche Por: Rosa María Payá Acevedo

Download PDF Descargar este artículo en formato PDF

Me hubiese complacido muchísimo poder acompañar al amigo Guillermo Gortázar, en la presentación de su libro, “Cuba: camino de libertad”, cuya lectura recomiendo. Me apena, y envío mis disculpas a todos los asistentes, en especial a las señoras Esperanza Aguirre, Berta Soler y al Sr. Gortázar.  Nuestra entrevista con el Sr. Ministro de Relaciones exteriores José Manuel García-Margallo, a quien agradezco habernos recibido, se vio retrasada y nos impidió llegar a tiempo al lanzamiento.

Guillermo es el presidente de la Fundación hispano Cubana, cuyo objetivo es la libertad y la devolución de los derechos al pueblo cubano. Ese es también el empeño del Movimiento Cristiano Liberación y de la iniciativa del Camino del Pueblo, que es la propuesta de casi la totalidad de la oposición dentro y fuera de Cuba. Este Camino es la respuesta al Cambio Fraude que pretende mantener el poder y los privilegios de un grupo de personas sin el reconocimiento de las libertades fundamentales.

Las reformas económicas que no otorgan la autogestión a los ciudadanos, ni vienen acompañada del reconocimiento a los derechos civiles y políticos de las personas, no garantizan, ni facilitan una transición democrática. No nos encontramos ante el reconocimiento de la empresa privada, sino ante concesiones que el gobierno entrega a algunos privilegiados y que utiliza para mostrar a la opinión pública internacional una imagen de apertura que no es real. Vale mencionar que al mismo tiempo asistimos a un aumento de la represión contra los activistas pro democracia dentro de la isla.

Primero la persona debe ser libre y luego decidirá qué hacer con la economía.  Solo el respeto en la ley y en la práctica de los derechos humanos garantizará que todos los sectores de la sociedad tengamos la oportunidad de participar y construir la transición verdadera, que conduzca a la democracia. Solo a los cubanos corresponde discernir y definir el futuro de nuestro país y buscar la prosperidad de nuestra nación.

Mi padre quien es patrono fundador de la Fundación Hispano-Cubana, nos enseñó que ni el estado, ni el mercado pueden estar por encima de las decisiones de los pueblos y los derechos de los ciudadanos. Por la soberanía de estas decisiones y el respeto de estos derechos mi padre y Harold Cepero entregaron sus vidas y por estos objetivos en el movimiento democrático cubano seguiremos trabajando.

 

  • La antorcha de la lucha en las manos de Rosa María Payá

    Abrimos hoy las páginas de la continuación del camino de la libertad del pueblo, sin olvidar nunca a nuestros caídos en lo largo de 54 años, empezando por aquellos que eligieron el curso de la guerra, donde la quinta parte de un poco más de cien fueron llevados a la muerte por asfixia en un camión tapiado como enseña que señalara para siempre la ocupación de Cuba mediante una dictadura salvaje, como la que existe hasta los dias de hoy. En memoria de aquellos jóvenes de la brigada 2506, por la valentia de nuestros pioneros de la lucha, recordaremos a todos los diezmados del camino, llegando a la horrible muerte premeditada por años de Oswaldo Payá y Harold Cepero, que se enfrentaron al monstruo con decenas de miles de firmas de los hijos del pueblo para cambiar la constitución estrafalaria, dañina, con su inciso de la ley 88, la ley mordaza, que se levanta y conspira en contra de los derechos y la libertad del pueblo. Esa es la lucha de Payá y el Movimiento Cristiano Liberación junto al Proyecto Heredia, naciente frente al curso de la historia para que sea aceptada la pluralidad de nuestro pueblo, en esencia, la filosofía plural del pueblo de Cuba, con todos sus acontecimientos, desde nuestro respetable y admirable Padre Félix Varela, viajando hasta José Martí, el verdadero maestro de nuestro pueblo y el autor intelectual de la diversidad de los principios, de los ideales humanos, no solo para Cuba, sino para toda la humanidad, como ejemplo para seguir y vivir.

    Hoy, mirando al firmamento, veo el rayo de luz que la Divina Providencia devuelve al pueblo más sufrido de nuestro hemisferio, el arco indomable de la luz de Payá, de Cepero, de todos nuestros Mambises caídos, nuestros guerreros de las ultimas eras, como Boitel, Tamayo, Villar, nuestra querida e invicta Dama de Blanco, Pollán. Y de los que están, la saya indomable de la dueña de estas tres generaciones de nuestra época, Beatriz Roque Cabello, nuestros grandes como Antúnez, Roca, Fariñas, Manzano, Carcassés, Arias, y muchísimos más. Estas son las páginas que reclaman desde el monte de la rebeldia, de a lo lejos, el grito histórico que acepta el liderazgo insustituible de la hija del guerrero de ideas que se enfrentó al monstro, golpeándolo en su propio rostro, Oswaldo Payá Sardiñas. Se llama la determinada, la tenaz, la inrendible heredera del camino de la luz, Rosa María Payá.

    No olvidamos, aunque no se definan políticamente, y agradecemos la lucha del joven Antonio Rodiles y Yoani Sánchez.

    Es imprescindible la unión de nuestro exilio con nuestro pueblo. Es necesario que los mensajeros Martianos del mundo en noticias propaguen con más motivación e inspiración la tarea irreversible de hacer justicia por todos los muertos del camino, erigiendo el ejemplo de Oswaldo Payá y Harold Cepero… Cubanos…… Cubanos del mundo, queremos con todas nuestras fuerzas que para la dictadura totalitarista de Cuba tambien exista un “Nunca Más.”

    Respetable saludos para todos, con admiración especial a Rosa María Payá. Apoyamos por completo su liderazgo. – XF

    Luciano Fernando Delakaye

    XF

    25/03/2013

Deje un comentario  

nombre*

email*

sitio web

Enviar comentario